España crea más regulaciones para el mercado de criptomonedas

Semanas pasadas, vimos cómo el gobierno español quería establecer una nueva ley que obligaría a todos los inversores de criptomonedas a informar sobre sus saldos y a informar también sobre el titular de las carteras. Esta normativa que entra en vigor ahora va a afectar a todo aquel que tenga en su posesión cualquier tipo de criptomonedas.

La nueva ley tributaria obligará a declarar cualquier criptoactivo que se posea en territorio español, incluso si se poseen a través de empresas internacionales o a través de exchanges. También debemos informar cuando cambiemos criptomonedas por otras criptomonedas o por monedas fiat.

Desde hace dos años en España se inició una campaña para que las personas empezaran a declarar cualquier tipo de criptoactivo. Se decía que había que incoprar este tipo de activos en su renta anual, pero no estaba regulada en la ley aún.

La ley 11/2021 del 9 de julio de 2021 viene para luchar contra el fraude y la evasión fiscal. Esta ley incluye reglas definidas aunque a nuestro parecer no están muy claras. El BOE indica quiénes están obligados a incluir en la declaración el la tenencia, comercio o incluso pérdidas con los criptoactivos, pero aún existen vacíos legales. por definir.

La ley obliga a indicar todo criptoactivo que se posea, se vendan o  se inctercambien. Es cierto que no indica el monto inicial de la base imponible por lo que supone un vacío legal en esta ley.

En el BOE no indican el mínimo de criptomonedas ni de transacciones, aun así esto no evita informar la posesión, aunque sea una cantidad mínima. Haciendo o el fisco serán encargadas de determinar si son susceptibles a una multa.

Las sanciones por no informar sobre cualquier tipo de uso de monedas virtuales empezarán desde 5000€ por cada dato que no expongamos al gobierno.

Esto es una pena ya que España se une a la regulación y a las multas de alta cantidad lo que hará que grandes inversores de este tipo de negocio huyan del país. Nosotros estamos a favor de la regulación pero no de imposición ni multas elevadas. Veremos en que queda todo esto.