Cómo almacenar criptomonedas

La clave en las criptomonedas es que la mayoría están basadas en red de pagos P2P, es decir, son divisas descentralizadas. No disponemos de ningún tipo de empresa o banco que haga de intermediario. Cualquier persona puede crearse cuentas infinitas para almacenar criptomonedas. Estas cuentas son una especie de direcciones que suelen ir asociadas a una clave que certifica que eres el verdadero dueño.

En el mercado de las criptodivisas, los monederos son un software especial que facilita el control de nuestras criptomonedas. Gracias a los monederos podemos llevar el control de nuestras criptomonedas de manera sencilla. Podemos tanto enviar como recibir pagos desde cualquier parte del mundo (siempre que dispongamos de conexión, obviamente) Además, suelen disponer de una fuente de seguridad. En este post vamos a comentar los diferentes tipos de wallets que hay y cómo podemos almacenar nuestras criptos.

Entendiendo los monederos

Las criptomonedas tienen un funcionamiento muy parecido a los monederos electrónicos como Skrill. En Skrill la dirección de correo y tu contraseña sirve para que nos identifiquemos. Usando  este correo la gente podrá mandarnos dinero desde cualquier parte del mundo.

En el caso de las criptomonedas como Bitcoin, disponemos de una dirección especial y única. Estas direcciones tienen una clave relacionada matemáticamente con una clave privada que se genera cuando inicias tu monedero. Podemos crear monederos infinitos. Por cada monedero, podemos utilizar las mismas funciones como recibir pago. Además los monederos permiten administrar nuestras criptomonedas.

Lo que usamos en la mayoría de monederos es el tan nombrado Blockchain. Blockchain almacena claves privadas que te dan permiso para realizar operaciones a las direcciones que se asocian.

Nadie tiene Bitcoins como tal. Lo único que tenemos son las claves secretas que permiten gestionar direcciones que poseen X cantidad en el BlockChain. Los Bitcoin no existen, simplemente son registros en Blockchain que tienen un balance.

Tipos de monedero

Full Wallet y Lightweight Wallet

Los monederos Full Wallet  son los que descargan todo el blockchain de la criptomoneda. Esto ocupa mucho espacio. El Blockchain de algunas criptomonedas ocupan más de 200 GB de espacio. Fue la primera wallet que se creó.

Los monederos ligeros solo almacenan claves privadas de manera local. Se debe acceder por medio de terceros a la blockchain para realizar operaciones. No requiere de espacio ni potencia pero peca de poca seguridad.

Utilización de hardware

Muchas empresas venden dispositivos físicos que se usan para almacenar nuestras claves de la forma más segura posible. Fueron creados para ofrecer gran protección y que los hackers no puedan acceder a nuestros monederos facilmente.

A la antigua usanza

Esta forma se basa simplemente en apuntar la clave en un papel, bloc de notas o cualquier tipo de archivo ya sea físico o digital. Es una modalidad muy rudimentaria pero puede considerse segura. Los más puristas lo usan porque si escribes la clave en un papel, estarás exento de fallos informáticos.

Hot Wallet y Cold Wallet

Los hot wallet,  es el que llevas en tu móvil o tablet. No es muy seguro ya que te pueden robar mediante técnicas de hackeo o si pierdes el móvil tendrás un disgusto.

Los cold wallet son grandes cantidades de criptomonedas que dependen del software hardware y disponen de una seguridad absoluta.

Wallet HD

Este tipo de monederos por cada dirección nueva que crea genera una clave privada, esta clave permite administrar esa dirección. Estos monederos crean una semilla, que no es más que un conjunto de caracteres aleatorios. Con la semilla se puede generar siempre la dirección. Podrás acceder a todas las ramas y a todos los fondos sin tener que hacer ninguna copia de seguridad en el futuro.

Monederos SPV

Simplified Payment Verification.  Estos monederos tienen un peso ligero pero verificam criptográficamente los datos recibidos para evitar hackeos.

¿Son los monederos fiables?

Unos lo son más que otros. Depende de que busques deberás buscar el tipo de monedero que se adecue a tu interés. Hay que decir que si pierdes las claves o se corrompes, pierdes tus criptomonedas.

Evita usar software y hardware de empresas poco fiables y si, eres muy inseguro, usa los monederos a papel.