China continúa su ataque a las criptomonedas

China primero atacó a los mineros de las criptomonedas, en segundo lugar fueron en contra de las instituciones que trabajan en el mundo de las finanzas y parece ser que ahora ha puesto el ojo en las empresas de software. Se vienen tiempos duros para el mercado de criptomonedas de China.

Se acaba de clausurar una empresa de software que presuntamente prestaba servicios a los traders de criptomonedas por parte de los reguladores chinos.

La Oficina de Supervisión y Administración de Finanzas de Pekín junto al Departamento de Administración de Empresas del Banco Popular de China han declarado en una emisión una advertencia a todas las instituciones de finanzas y proveedores de servicios de pago para que dejen de ofrecer cualquier tipo de servicio en el que estén presentaselas criptomonedas a sus clientes.   Por tanto las empresas no pueden estar relacionadas con ningún tipo de servicio ni comercio que esté relacionado con criptodivisas.

Después de estas duras medidas regulatorias por parte de China, ciertas empresas comenzaron a tener problemas. La empresa Beijing Tongdao Cultural Development, que opera desde abril 2016, ofrecía servicios de software para transacciones de criptomonedas presuntamente por lo que las autoridades chinas han ordenado su cierre. La firma Beijing Tongdao solía estar relacionada con la industria del entretenimiento, con su propia moneda virtual Mao Li Coin.  También han suspendido su el sitio web de esta empresa.

Las autoridades instan a la pablación a informar rápidamente sobre cualquier infracción de las leyes y regulaciones que tengan relación con el comercio de criptodivisas. También advierten que no se metan en este tipo negocios o habrá consecuencias negativas. El cierre puede sugerir que los reguladores de China no se limitan solo a supervisar a las empresas mineras y las instituciones financieras por su participación en el espacio de las criptomonedas.

Recordemos que en junio, el Banco Popular de China oredenó a todos los bancos nacionales y a los proveedores de servicios de pagos móviles que negasen a los clientes realizar cualquier transaacción realizada mediante criptomonedas.

Todos los mineros han cesado sus operaciones ante el anuncio del Comité de Estabilidad y Desarrollo Financiero del Consejo de Estado anunciara en mayo que restringiría la minería de Bitcoin y ante la posibilidad de que sus empresas sean cerradas o incluso vayan a prisión. Los mineros del país asiático se mudarán a países donde las leyes  sean más permisivas como Canadá o Emiratos Arábes.